Curso 2012 - 2013

      

CURSO 2012 - 2013

LÍNEA TEMÁTICA 1  - ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA BIBLIOTECA ESCOLAR

CONTENIDOS DOCUMENTACIÓN BÁSICA RECURSOS

CONTENIDOS   

El índice de contenidos de esta línea es:

4.1. La Biblioteca Escolar

4.2. El espacio de la biblioteca como dinamizador de lectura, formación de usuarios.

4.3. La Biblioteca como extensión cultural.

4.4 Modelos nuevos de funcionamiento.


VOLVER AL MENÚ

DOCUMENTACIÓN BÁSICA

Actualmente, en la mayoría de los Centros Escolares, nos encontramos con un espacio físico con un cartel que nos indica que allí se encuentra la Biblioteca Escolar.

Queremos en esta línea temática, daros la oportunidad, como miembros de la Comunidad Educativa, de poder colaborar con vuestra formación, a que dicho espacio físico se convierta en un verdadero Centro de Recursos para la Enseñanza y el Aprendizaje que esté presente en todas y cada una de las aulas de vuestro Centro.

Por ello os proponemos la lectura de algunos documentos básicos.

1.- LA BIBLIOTECA ESCOLAR.

En este primer contenido os ofrecemos un texto extraído del Curso de Bibliotecas Escolares del Ministerio de Educación en el que nos muestra una visión general de las Bibliotecas Públicas y Escolares, así como de las relaciones que deben existir entre ambas

2.- EL ESPACIO DE LA BIBLIOTECA COMO DINAMIZADOR DE LECTURA, FORMACIÓN DE USUARIOS.


Entrando más en profundidad en la aplicación práctica y diaria de la visión ofrecida anteriormente, en este segundo contenido, nuestra recomendación es un documento muy concreto editado por el Departamento de Educación y Ciencia del Gobierno de Navarra, La Biblioteca Escolar. Un espacio para leer, escribir y aprender (Colección Ratón de Biblioteca)


3.- LA BIBLIOTECA COMO EXTENSIÓN CULTURAL.


Abrimos ahora en este tercer contenido las puertas de nuestra biblioteca y buscamos la forma de convertirla en el principal agente cultural de nuestro centro, para ello os brindamos la lectura del Bloque 6 de la Guía de Bibliotecas Escolares de nuestra Consejería en la que podemos ver diversas posibilidades para aprovechar los recursos de nuestra biblioteca, tanto por la Comunidad Educativa como por otros sectores sociales y culturales del barrio donde nos ubicamos.


4.- MODELOS NUEVOS DE FUNCIONAMIENTO.


Una vez llegados a este cuarto contenido, vamos a concretar aún más en algunos de los modelos de funcionamiento que más se adaptan al objetivo marcado al principio de nuestra línea temática. Por una parte os ofrecemos el documento Seguimiento, asesoramiento y evolución de las BBEE de los Centros elaborado por Constanza Mekis del Ministerio de Educación de Chile y que presentó en las Jornadas Regionales del Plan de lectura y Bibliotecas Escolares en Córdoba el 6 de mayo del 2008.

El otro documento, Una aproximación al estudio de las bibliotecas escolares en Navarra , cuyos resultados servirán de base para la preparación de actuaciones encaminadas a adecuar la biblioteca escolar a las necesidades que genera la actual sociedad del conocimiento y a implantar un nuevo modelo de funcionamiento.

VOLVER AL MENÚ

RECURSOS

Instrucciones de 30 de junio de 2011 de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa sobre la Organización y Funcionamiento, durante el curso 2011/2012, de las Bibliotecas Escolares de los centros docentes públicos. 


Será el documento principal que sirva de guía en varios de los pasos de nuestra Secuencia y fue elaborado por la Delegación de Educación de Málaga para el desarrollo del Plan Provincial de las Bibliotecas Escolares.


Clasificación Decimal Universal


Ejemplo concreto de las normas de funcionamiento de la biblioteca de un centro. 


Para ambos recursos, seleccionamos este archivo, recogido en la página web de la Consejería de Educación, Ciencia y Cultura de Castilla-La Mancha (http://edu.jccm.es), donde podéis encontrar multitud de actividades de animación a la lectura, recomendaciones, talleres,… recopiladas en un seminario regional sobre el Plan Lector.


Tanto para la formación de usuarios específicamente y también como complemento a los recursos 5 y 6, sobre todo en lo relacionado a la búsqueda de información, os dejamos aquí, otro de los materiales de la colección puesto por la Delegación Provincial de Málaga al servicio de las Bibliotecas Escolares (Nº 3): La formación de usuarios en la biblioteca escolar, de Mónica Baró y Teresa Maña. Centro de profesorado de Vélez-Málaga. Coordinador de la colección: José García Guerrero


Una vez llegados a este punto, nos encontramos ya en un nivel de complejidad, que ya es difícil delimitar que material es el idóneo, ya que en función de las características del grupo clase, podríamos optar por una u otra metodología. Es por ello, que os ofrecemos aquí una muestra de cada una de ellas, que os puede servir como punto de partida para empezar a investigar y experimentar por ustedes mismos. También podéis optar por visitar las otras líneas temáticas de nuestra red, que profundizan más en estas temáticas. 


PROYECTOS DOCUMENTADOS INTEGRADOS:

1. Boletín informativo de las Bibliotecas Escolares de la provincia de Málaga. Septiembre 2005 (LIBRO ABIERTO Nº 21)

2. Ejemplo P.D.I. de Rosa Piquín


TRABAJO POR TAREA

http://deestranjis.blogspot.com/2010/11/la-competencia-digital-en-el-trabajo.html


APRENDIZAJES COOPERATIVO:



VOLVER AL MENÚ

SECUENCIA PASO A PASO


1º PASO: EQUIPO DE APOYO A LA BIBLIOTECA


Antes de hacer nada, lo primero que tenemos que constituir es el Equipo de Apoyo a la Biblioteca, como queda recogido en las Instrucciones de 11 de junio de 2012 de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa sobre la Organización y Funcionamiento, durante el curso 2012/2013, de las Bibliotecas Escolares de los centros docentes públicos. (Recurso 1) Como novedad para este curso, el equipo estará formado por un máximo del 25% del profesorado con destino en el mismo centro.

Tenéis que pensar que es mucho el trabajo que se os viene encima y que deberéis contar con la ayuda de un verdadero Equipo de Apoyo. Una de las recomendaciones para formar este grupo es que entre sus integrantes debe haber al menos un representante de cada uno de los ciclos (tanto de la etapa de Infantil, como de Primaria y Secundaria), un representante del Equipo Directivo y si es el caso de vuestro centro, el Monitor/a Escolar. Esto nos permitirá que exista una verdadera coordinación en los dos sentidos, tanto vertical como horizontal.


2º PASO: LECTURA DE LA DOCUMENTACIÓN BÁSICA


El Equipo de Apoyo a la Biblioteca deberá tener unas directrices comunes y una misma concepción sobre la Biblioteca, es por ello que aconsejamos que todos y cada uno de sus miembros lean la documentación básica, para realizar una posterior puesta en común que nos permita fijar y definir claramente los objetivos de nuestro centro con respecto a la Biblioteca y que posteriormente serán llevados al Claustro de Profesores.

3º PASO: UBICACIÓN DE LA BIBLIOTECA


Una vez formado el Equipo de Apoyo a la Biblioteca, nos plantearemos un interrogante bastante importante: ¿Dónde ubicamos nuestra Biblioteca? Para ello os ofrecemos e ldocumento elaborado por la Delegación de Educación de Málaga sobre el Plan Provincial para el desarrollo de las Bibliotecas Escolares donde podemos encontrar a partir de la página 3, los Aspectos Técnicos y Organizativos óptimos para llevarlo a cabo. (Recurso Nº 2)

Si vuestro centro tiene ya ubicada la Biblioteca en un espacio determinado y cumple las condiciones propuestas o estamos en la situación de que no existe la posibilidad de cambio, continuaremos con el siguiente paso.


4º PASO: PLAN DE TRABAJO


Debido a la complejidad de este paso y para facilitar su realización, hemos creado un subapartado dentro de esta línea, donde encontraremos la documentación básica, los recursos necesarios y aquellos aspectos básicos y comunes para el desarrollo de cada uno de sus apartados, así como un foro específico para todas las dudas, sugerencias, aportaciones… que podamos compartir en nuestra RED.


5º PASO: ORGANIZACIÓN TÉCNICA DEL ESPACIO INTERIOR


Llegamos y entramos por fin en el espacio físico donde ubicaremos nuestra Biblioteca Escolar. Puedo imaginar vuestras caras al abrir la puerta, tenéis delante el punto de partida de vuestro reto, convertir “aquello” en una Biblioteca Escolar.

No os desaniméis, somos muchos los que hemos pasado por ese momento y aquí estamos, ayudando a ustedes con nuestra experiencia e intentando que nuestros errores sirvan para hacer que vuestro camino no tenga tantos obstáculos.

Este paso lo hemos subdividido en varios apartados que guardan mucha relación y que por su tratamiento consideramos deben estar unidos, para ello seguiremos utilizando el documento elaborado por la Delegación de Educación de Málaga sobre el Plan Provincial para el desarrollo de las Bibliotecas Escolares donde podemos encontrar los siguientes puntos (Recurso Nº 2) :
    1. Organizar los recursos del centro desde la Biblioteca.
    2. Expurgo
    3. Compra de fondos atendiendo a los intereses de nuestro alumnado y de la metodología aplicada en el centro (registro y sellado)
    4. Señalización de las estanterías según la Clasificación Decimal Universal (Recurso Nº 3)
    5. Organización de los fondos según la ClasificaciónDecimal Universal (Recurso Nº 3)
    6. Préstamo (manual sin Abies hasta realizar catalogación con Abies)
    7. Horario de la biblioteca y el personal encargado (a determinar por el Equipo de Apoyo a la Biblioteca) (Recurso Nº4)
    8. Infraestructura informática mínima: ordenador, lector e impresora
    9. Catalogación: para la formación de Abies se deberán realizar los Cursos organizados por cada uno de los CEPs y complementar con el apartado correspondiente de esta línea dedicado exclusivamente a dicha herramienta.


6º PASO: USO PEDAGÓGICO DE LA BIBLIOTECA

Llegados a este último paso, y una vez que tenemos los aspectos técnicos desarrollados, nos dispondremos realmente a fomentar el uso de nuestra Biblioteca Escolar.

Por ello, deberemos incentivar programas para:


DESARROLLO APARTADOS PLAN DE TRABAJO


Componentes para diseñar el Plan de trabajo de la biblioteca escolar:

“En la escuela hay que clarificar el lugar que ocupa la biblioteca escolar y hacer que el profesorado en general reconozca el para qué de la misma. Según las características de cada componente del plan de trabajo de la biblioteca se requerirá un grado mayor o menor de implicación del profesorado en función de sus responsabilidades y atribuciones en la organización escolar (tutorías, responsables de la biblioteca escolar, equipos directivos...).

Para abordar el diseño y elaboración del plan de trabajo de la biblioteca, el responsable de la misma, junto a los miembros de la dirección del centro, y en coordinación con el equipo de apoyo, atendiendo al proyecto educativo, considerará los componentes que a continuación se detallan (J. García Guerrero, 2010):


Automatización y organización de la colección.

Tareas técnico-organizativas y recursos humanos disponibles para llevar a cabo el plan de trabajo de la biblioteca.

En la biblioteca siempre hay un trabajo que ocupa tiempo, requiere cualificación y ha de hacerse con rigor, llevando a cabo una equilibrada distribución de responsabilidades y tareas entre el profesorado del equipo de apoyo. Este componente trata, por un lado, sobre los aspectos relacionados con la organización y gestión de la colección, la adecuación de espacios y los recursos materiales necesarios; y por otro lado, clarifica las responsabilidades de los recursos humanos que han de realizar tareas relevantes en el apoyo a los programas y en la estabilidad de sus servicios.


Servicios bibliotecarios.

Servicios de la biblioteca que se pondrán en marcha durante el curso.

Los servicios irán dirigidos a favorecer el acceso a la información y a los recursos disponibles en la biblioteca (apertura, préstamos, información cultural y curricular, orientación bibliográfica…) y se pondrán en marcha a medida que la utilización de la biblioteca adquiera más solidez. Un cometido esencial de la persona responsable de la biblioteca es hacer ver al profesorado la utilidad de los servicios de la biblioteca del centro.


Apoyo a los programas y proyectos en los que está inmerso el centro.

En este componente la biblioteca tiene un doble papel de apoyo: por un lado, disponer de la documentación y recursos necesarios para la óptima implementación de los programas en el centro y, por otro, proporcionar materiales de trabajo para el alumnado y actividades para el profesorado y padres que tengan que ver con determinados aspectos de los proyectos o planes susceptibles de divulgación y fomento de la participación (introducción de las tecnologías de la información y la comunicación, proyectos de innovación educativa de diversa temática, grupos de trabajo del profesorado, coeducación, cultura de paz, programas europeos, interculturalidad…).

El responsable de la biblioteca ha de estar atento a las demandas y necesidades
documentales de los responsables de programas y planes del centro.
Estos responsables, a su vez, han de reconocer a la biblioteca escolar como un recurso fundamental para complementar las actividades y tareas de sus respectivos proyectos en cuanto a la provisión de documentación específica, difusión y exhibición de trabajos y conexión con otros programas se refiere


Acciones relacionadas con el fomento de la lectura.

La biblioteca escolar ha de contribuir a la consecución de acuerdos mínimos por parte del profesorado que generen líneas maestras de actuación en fomento de la lectura, dando lugar a la definición de una política general de actuación en este ámbito. Este marco general ha de permitir la clarificación tanto de las características de las actividades e intervenciones de carácter general (elaboración de un blog, de un periódico, creación de grupos de lectores, visitas a periódicos, exposiciones, celebraciones, efemérides, visita de escritores, etc.), como de las decisiones relacionadas con la metodología e intervenciones circunscritas al grupo clase, con el tratamiento del tiempo de lectura que, como se ha reiterado, pasa necesariamente por la implicación del profesorado de todas las áreas.

El uso de la información.

Vamos a contemplar tres subapartados:


1.-
Programa de formación básica de usuarios de biblioteca y acceso a la información y otros recursos documentales.

Este programa supone una intervención en y desde la biblioteca escolar con el objetivo de que el alumnado y el profesorado conozcan la colección de la biblioteca y los recursos de información disponibles, sepan cómo están organizados y cómo acceder a ellos para utilizarlos adecuadamente, sean conscientes de las posibilidades que ofrecen para complementar y ampliar sus informaciones y conocimientos, así como desarrollar habilidades de acceso y uso de la información.
Es cometido del responsable de la biblioteca aportar documentos-guías para que el programa de formación básica de las personas usuarias se implemente con garantías de continuidad.


2.-
Programa para la formación en habilidades y estrategias para aprender a investigar e informarse

Este componente se articula como un programa específico de la biblioteca escolar para todo el centro que procura intervenciones relacionadas con las competencias y actitudes para seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida, tratamiento de la información y competencia digital. Los tutores, asesorados por el responsable de la misma, serán preferentemente los que lleven a cabo en la biblioteca escolar las intervenciones para desarrollar hábitos de estudio a través de la adquisición de habilidades de trabajo, el aprendizaje de técnicas y estrategias de organización del trabajo intelectual y el aprendizaje en el uso de la documentación y la información.


3.-
Intervenciones relacionadas con la elaboración de proyectos de trabajo aula-biblioteca escolar; proyectos documentales y de investigación

Si se han articulado programas básicos de formación de usuarios y desarrollo de habilidades de información y uso de la documentación, el profesorado estará en condiciones de promover la realización de proyectos de trabajo aula-biblioteca y proyectos documentales. Es fundamental que el equipo de apoyo sea el que impregne progresivamente al centro de una verdadera cultura de uso de la biblioteca escolar. Para que estas intervenciones se desarrollen es preciso contemplar una estrecha colaboración entre el profesor tutor o de área y el responsable de biblioteca. Por otra parte, la acción docente ha de caracterizarse por una interacción rica entre las intervenciones en el aula y las que se realizan en la biblioteca manejando distintas fuentes de información y uso de la documentación. En esta acción la biblioteca apoya al profesorado que requiere sus servicios con el fin de que puedan desarrollar los proyectos con todos los recursos existentes.


La provisión de libros u otros recursos documentales o digitales.

Este componente tiene que ver con los criterios y prioridades en la selección y adquisición de libros y otros recursos documentales y con la configuración del itinerario de lectura del centro. La biblioteca escolar puede asumir la provisión de los documentos necesarios para garantizar el itinerario de lectura planificado, entendiendo por itinerario de lectura “en el centro educativo” el recorrido que puede realizar el alumnado de una etapa completa cuando le garantizamos durante ese tiempo escolar el acceso a un corpus de lecturas (fundamentalmente literarias) debidamente seleccionadas. Desde la biblioteca, el responsable y su equipo de apoyo ha de coordinar las selecciones de materiales curriculares, gestionar la circulación de los de uso común y orientar en la producción de materiales de elaboración propia. Una selección que ha de considerar carencias, aportar variedad y complementar los contenidos del currículo, buscando la diversidad en temas, géneros, formatos, etc., garantizando calidad y pluralidad de opciones al alumnado.

También hemos de contemplar la adquisición de materiales específicos para el profesorado, los padres y madres, el alumnado con necesidades educativas excepcionales y el alumnado de origen y cultura diferente, así como para atender las necesidades documentales e informativas de los proyectos en los que está inmerso el centro educativo. Dentro de la política de lectura, una línea de intervención tratará de planificar de manera progresiva la implantación de secciones documentales de aula (fondos documentales ubicados por un tiempo determinado en las aulas resultado de una decisión consensuada, reflexionada y compartida que responde a una planificación conjunta). En este sentido, la biblioteca escolar debe garantizar una presencia estratégica de los documentos en las aulas para que el profesorado pueda llevar a cabo tareas durante el tiempo de lectura y tareas de uso de la documentación con el fin de apoyar el aprendizaje de todas las áreas y contribuir al desarrollo de las competencias básicas.


Mecanismos para la circulación y difusión de la información.

La biblioteca escolar tiene la función de gestionar la información cultural y curricular. Toda la difusión ha de hacerse diversificando los medios utilizados a través de canales tradicionales y del ciberespacio: tablón de anuncios en el exterior de la biblioteca, sección de la biblioteca en la web del centro, blog específico… El responsable de la biblioteca ha de valorar qué medios y canales son los más idóneos en el centro para que la información llegue con fluidez a la comunidad y sea efectiva. Constituye también una acción de especial relevancia la intervención periódica del responsable de la biblioteca en claustros, equipo técnico de coordinación pedagógica, órganos colegiados.


Presencia en la web del centro e incorporación del uso de la biblioteca a los documentos del centro.
Es responsabilidad del equipo directivo incorporar a los documentos pedagógicos del centro este aspecto y ha de impeler al profesorado para que, en el nivel de concreción correspondiente, también incorpore la utilización de la biblioteca a sus programaciones docentes. El responsable de la biblioteca ha de estar atento a que se contemple en el proyecto educativo las líneas maestras de uso pedagógico de la biblioteca escolar (que han de reflejarse asimismo en el reglamento de organización y funcionamiento) y el plan de trabajo de la biblioteca. De estos documentos emanan las directrices generales para garantizar la presencia de las intervenciones en fomento de la lectura y uso regular de la biblioteca escolar en las programaciones de didácticas.


Procedimientos de autoevaluación.

Independiente de la elaboración lógica de la memoria anual de la biblioteca, cada dos o tres años en el plan de trabajo habrá que contemplar una autoevaluación en profundidad del uso de la biblioteca considerando una o varias dimensiones. Para ello, en el libro propuesto en la documentación básica, se proporcionan las referencias necesarias en la relación pormenorizada de dimensiones, indicadores y señales de avance para la autoevaluación de la biblioteca (Anexo I), que permitirán conocer la calidad de los trabajos y abordar el informe de evaluación.


Usos y horarios de apertura escolar.

En este apartado estableceremos los usos y horarios de nuestro centro dentro del horario lectivo y quedará recogido en el reglamento de organización y funcionamiento.


Apertura extraescolar.

La apertura extraescolar de la biblioteca, previo análisis de pertinencia de la utilidad de la misma abierta a la comunidad educativa, es una línea de intervención esencial del plan de trabajo de la biblioteca por cuanto procurará y facilitará el mayor número posible de servicios y la vinculación a programas de compensación y apoyo educativo.


Atención a la diversidad y compensación educativa.

La biblioteca escolar ha de contribuir a la compensación de desigualdades, a la prevención de la exclusión y coadyuvar a la inclusión social y cultural. En este caso, nuevos agentes intervendrán en las actividades con el alumnado que asiste a las mismas: auxiliares de biblioteca, educadores sociales, orientadores, voluntarios... El responsable de la biblioteca ha de coordinarse con estos agentes y con el equipo directivo, pues habrá que planificar los refuerzos educativos, talleres de biblioteca, seleccionar los recursos librarios y no librarios para que la biblioteca escolar realice la provisión pertinente (adquisición de materiales para el alumnado de refuerzo, de altas capacidades intelectuales, con diversidad funcional) y vincular estas acciones a los programas de acompañamiento y refuerzo en horario extraescolar.


Actuaciones para las familias y su implicación en actividades de la biblioteca escolar.
Arbitrar estrategias de sensibilización y participación de los padres y madres en actividades relacionadas con el fomento de la lectura y el apoyo al estudio es una tarea corresponsable de la biblioteca y el profesorado con función tutorial. A través de un servicio de atención y apoyo a la familia, la biblioteca escolar facilitará orientación bibliográfica, la preparación de lotes de documentos específicos para las familias, el establecimiento de un horario de asistencia de padres y madres, la invitación a participar en actividades de formación…


Colaboración con otros sectores, organismos o entidades.

Desde la biblioteca se puede desarrollar una importante labor de proyección cultural, conectando la realidad escolar con la realidad social y cultural del barrio, del pueblo, de la ciudad. Para ello, es imprescindible disponer de información y elaborar un directorio sobre la infraestructura bibliotecaria, servicios de lectura, centros culturales, librerías, etc., de la zona y, en función de un análisis realista, establecer líneas de colaboración.


Formación y competencias del profesorado.


Es conveniente la aplicación de instrumentos para conocer las prácticas pedagógicas del profesorado en relación al uso de la biblioteca escolar y de la documentación. También, habrá que consultar al profesorado respecto de las necesidades de formación en este ámbito y se ha de promover la innovación y la investigación a través del trabajo cooperativo que desarrolle líneas temáticas vinculadas a los ámbitos de actuación de la biblioteca escolar. Asimismo, habría que promover estrategias de formación que procuren las lecturas profesionales y las tareas vinculadas a las actuaciones en las aulas y en la biblioteca.

VOLVER AL MENÚ