PREGUNTAS FRECUENTES

Apartado 14.- EVALUACIÓN

“C 18. Seguimiento y evaluación continua de las intervenciones en el centro sobre uso de la biblioteca escolar Independiente de la elaboración lógica de la memoria anual de la biblioteca, cada dos o tres años en el plan de trabajo habrá que contemplar una autoevaluación en profundidad del uso de la biblioteca considerando una o varias dimensiones. (…) se proporcionan las referencias necesarias en la relación pormenorizada de dimensiones, indicadores y señales de avance para la autoevaluación de la biblioteca del Anexo I, que permitirán conocer la calidad de los trabajos y abordar el informe de evaluación.” (DR1/BECREA, pag 52)

Para conseguir un Plan de Trabajo de la Biblioteca Escolar operativo es necesario que contemos con herramientas objetivas a la hora de establecer qué funciona bien y qué puede mejorar. Necesitamos, pues, dotarnos de procedimientos de evaluación que nos permitan establecer las mejores directrices para nuestras bibliotecas. No se trata tanto de crear farragosas encuestas que se completan de forma ritual al final del curso, como de planificar revisiones periódicas parciales, que tampoco excluyan la posibilidad de una revisión mayor al final de un ciclo.

Sobre qué dimensiones podemos evaluar y qué indicadores o señales de avance vamos a generar para nuestros PT podemos encontrar muchas orientaciones específicas en el apartado 2.2 del DR1/BECREA. Sirva aquí de resumen que tendremos que tener en cuenta a la hora de hacer nuestra evaluación las infraestructuras, los recursos humanos, la gestión de la biblioteca, la propia evaluación de su actividad y la formación de responsable y equipos de apoyo.

EVALUACIÓN

Volver a Preguntas Frecuentes

¿Qué función cumple este apartado dentro de nuestro Plan de Trabajo?

La evaluación es un proceso en el que establecemos los instrumentos con los cuales comprobamos el funcionamiento y la operatividad de nuestro Plan de Trabajo, que se concibe, por tanto, no como un simple trámite burocrático. El Plan de Trabajo anual  queda gracias a la evaluación como una hoja de ruta que establecemos a principio de curso en el que potenciamos las experiencias de éxito de cursos pasados y mejoramos debilidades que hayan salido a la luz

¿Cuáles son los procedimientos de evaluación más usuales?

Entre los que se pueden hacer con medios convencionales destacamos los siguientes:

  • Encuestas de satisfacción del alumnado:
    • pequeñas encuestas a la finalización de una actividad
    • encuestas genéricas al finalizar el curso
  • Encuestas de satisfacción de ciclos, departamentos  y profesores,  y otros sectores de la comunidad, como las familias
  • Buzón de sugerencias

Además, podemos recurrir a las nuevas tecnologías:

  • Formularios de Google insertados en nuestros blogs de biblioteca
  • Si en nuestro centro disponemos de la Google Suite, podremos lanzar a través del correo corporativo un formulario con una encuesta a los sectores de la comunidad educativa implicados
  • Pequeñas encuestas a través de los perfiles corporativos de las redes sociales.

¿Qué no debe aparecer en este apartado?

Las referencias a la presentación de una memoria en el claustro de final de curso, ya que no es un procedimiento de evaluación. El claustro es importante como fuente de información y de consensos, pero no tiene entre sus roles desempeñar ese papel, al no e